viernes. 12.07.2024

La conciliación sigue siendo un quebradero de cabeza para muchos padres en todo el mundo. Compaginar el trabajo con la educación y crianza de los hijos es toda una hazaña en esta época. Por ello, muchas familias, a falta de una buena solvencia económica, optan por llamar a los abuelos para que les ayuden con el cuidado de los niños.

Ellos siempre están disponibles y, en muchas ocasiones, se encargan de llevar o recoger a los niños del colegio, darles la comida o la merienda y jugar con ellos en el parque, pero estas actividades conllevan un considerable esfuerzo para los mayores. Por ello, Suecia ha tomado la determinación de que las personas mayores tengan la posibilidad de cobrar una retribución por los cuidados de sus familiares menores.

Desde el pasado 1 de julio, los abuelos pueden acogerse a la prestación parental retribuida para el cuidado de sus nietos por un máximo de tres meses durante el primer año de vida del menor, después de que entrara en vigor la correspondiente ley, según informa la televisión pública sueca SVT. Es decir, entran dentro del conjunto de personas a las que se les pueden transferir los permisos de maternidad y paternidad, con la compensación económica correspondiente. Algo que en España solo es posible de hacer entre el padre y la madre del bebé.

En total, se podrán transferir un máximo de 45 días por progenitor (en Suecia se tiene un permiso de hasta 16 meses por nacimiento) y de 90 días en el caso de las familias monoparentales.

La letra pequeña de la medida reside en la condición sine qua non de que los abuelos sigan trabajando y cotizando en las seguridad social, por lo que los que ya estén jubilados tendrán una prestación menor, en base a sus ingresos.

Suecia comienza a pagar a los abuelos por el cuidado de sus nietos