domingo 23/1/22

Investigadoras de la Facultad de Odontología de la Universidad de Louisville (Estados Unidos) han descubierto que las bacterias que causan la enfermedad periodontal reducen la defensa oral y aumentan el crecimiento viral.

El estudio se ha publicado en la revista 'Proceedings of the National Academy of Sciences' y ha determinado que las proteínas conocidas como interferón, producidas por células epiteliales en la boca, sirven para proteger a los humanos de la infección viral pero la bacteria oral Porphyromonas gingivalis reduce la producción y efectividad de esos importantes defensores de primera línea.

"Nuestros estudios identificaron ciertas especies de bacterias patógenas, Porphyromonas gingivalis, que causan enfermedad periodontal, pueden suprimir por completo la producción de interferón y mejorar severamente la susceptibilidad a la infección viral. Estas bacterias de la placa oral residentes juegan un papel clave en la regulación de las respuestas antivirales", ha asegurado la investigadora Juhi Bagaitkar.

Los investigadores recalcan que la boca a menudo es una puerta de entrada al cuerpo para los virus que infectan el tracto gastrointestinal y los pulmones, como el SARS-CoV-2, el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH), el herpes simple y los virus que causan cáncer, como el virus del papiloma humano (VPH).

Asimismo, añaden que la bacteria Porphyromonas gingivali se ha relacionado con muchas otras enfermedades, incluida la enfermedad de Alzheimer y la artritis reumatoide. Estudios clínicos recientes han demostrado que la inmunosupresión en pacientes con periodontitis puede aumentar la susceptibilidad al VIH, herpes simple y VPH.