viernes. 21.06.2024

Un equipo del Instituto de Salud Carlos III (ISCIII) ha publicado una investigación que ha desvelado nuevas proteínas relacionadas con el desarrollo del Alzheimer, cuyo estudio podría facilitar la búsqueda de nuevos biomarcadores diagnósticos y posibles dianas terapéuticas.

Los resultados del trabajo, que está liderado desde la Unidad Funcional de Investigación en Enfermedades Crónicas (UFIEC) del ISCIII, se publican en la revista 'Cellular and Molecular Life Sciences'.

En el Alzheimer, muchos de los esfuerzos van dirigidos a descubrir las vías moleculares y funcionales alteradas en la enfermedad, lo que permitiría una mayor comprensión de la enfermedad para poder mejorar el diagnóstico precoz e identificar nuevas dianas terapéuticas.

En este sentido, el estudio de proteínas que puedan ser biomarcadores de la enfermedad de Alzheimer es una de las principales vías de investigación.

En este trabajo, los investigadores del ISCIII han identificado mediante técnicas de proteómica cuantitativa más de 200 proteínas alteradas en pacientes, y han confirmado mediante técnicas ortogonales la relación de 10 de estas proteínas con la enfermedad de Alzheimer.

La expresión de estas diez proteínas --ANLN, BIN1, HECTD1, EXOC2, NRGN, PMP2, PPP1R14A, SCRN3, SLC12A5 y TSC2-- aparece desregulada como consecuencia de la enfermedad de Alzheimer, por lo que podrían actuar como biomarcadores de su desarrollo y como dianas para investigar posibles nuevos tratamientos.

Los autores principales del estudio, Ana Montero Calle y Rodrigo Barderas, indican que los análisis del tejido cerebral señalan que las proteínas EXOC2, HECTD1, SLC12A5 y TSC2 muestran una desregulación con expresión a la baja, mientras que ANLN, BIN1, NRGN, PMP2, PPP1R14A y SCRN3, por el contrario, aparecen desreguladas con un aumento en sus niveles de expresión en pacientes de Alzheimer.

Más concretamente, las proteínas HECTD1 y SLC12A5 se encontraron con niveles elevados en la sangre de los pacientes con Alzheimer en comparación con los controles --personas sanas--, por lo que se proponen como posibles biomarcadores diagnósticos en sangre.

Además, se ha descubierto una relación entre las proteínas SCRN3 y PMP2 con la aparición de agregados amiloides 'in vitro' y con la presencia de placas del péptido beta-amiloide, cuya acumulación en el tejido cerebral se relaciona con los inicios de la enfermedad, lo que puede abrir nuevas vías para comprender mejor la enfermedad.

Un estudio del ISCIII revela nuevos biomarcadores y terapias para el Alzheimer