miércoles. 24.07.2024

Investigadoras del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos y Nutrición (ICTAN-CSIC) han publicado un estudio en el que resaltan la viabilidad del aceite de orujo de oliva como sustituto de grasas saturadas empleadas habitualmente en la elaboración de distintos productos de repostería.

El trabajo 'Empleo del Aceite de Orujo de Oliva como sustituto graso en la elaboración de margarinas para masas de hojaldres' ha sido realizado por María Dolores Álvarez y Susana Cofrades, científicas titulares del ICTAN-CSIC. Publicado en tres artículos de la revista 'Foods', ha supuesto la elaboración de cuatro formulaciones de margarinas con distintos porcentajes de aceite de orujo de oliva y su posterior aplicación en la elaboración de masas de hojaldre.

Según han señalado ambas investigadoras, "los resultados de este proyecto han puesto de manifiesto la viabilidad tecnológica del aceite de orujo de oliva para elaborar margarinas en sustitución de grasas saturadas presentes en los preparados grasos comerciales, y dirigidas a ser incorporadas en masas laminadas para la obtención de distintos productos finales horneados como hojaldres, volovanes, 'croissants', 'crodots', palmeritas, etc.".

Desde el punto de vista tecnológico, las margarinas formuladas han presentado propiedades de plasticidad, texturales, térmicas, estructurales y organolépticas muy próximas a las que presentan las mantequillas y preparados grasos comerciales para masas de hojaldre. Todas las masas de hojaldre preparadas con las margarinas recién elaboradas presentan un excelente comportamiento frente al horneado.

A nivel sensorial, las investigadoras no han detectado diferencias entre los atributos sensoriales de los hojaldres preparados con las margarinas que contenían aceite de orujo de oliva y aquellos de los hojaldres elaborados con la mantequilla y el preparado graso comerciales, y todos tuvieron una excelente aceptabilidad global.

Desde el punto de vista nutricional, el estudio destaca la mejora en el perfil lipídico de todas las margarinas que contienen aceite de orujo de oliva. "Los hojaldres preparados con margarinas con un 41 por ciento de este aceite, presentaron una reducción en el contenido de ácidos grasos saturados del 37 por ciento en comparación con los elaborados con la mantequilla comercial, lo que constituye una opción mucho más saludable para el consumidor", explican Álvarez y Cofrades.

Tras estos resultados, las investigadoras aconsejan, en relación con las condiciones de procesado, ensayar la preparación de las margarinas con aceite de orujo de oliva a escala de planta piloto e industrial para optimizar el proceso de cristalización.

HOJALDRES, TORTAS Y MAGDALENAS 

Se trata de la segunda investigación dedicada a estudiar la aplicabilidad del este aceite en repostería. Los resultados se unen a los del estudio precedente 'Aceite de Orujo de Oliva como ingrediente de alimentos horneados (tortas y magdalenas): resistencia a la degradación oxidativa y evaluación de componentes bioactivos, publicado en las revistas 'LWT-Food Science and Technology' y 'Foods'.

Ambos estudios se enmarcan en la labor de I+D de ORIVA quien ha confiado el grueso de esta actividad al Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC). "Solo confiando en la principal institución científica de nuestro país conseguiremos tener una bibliografía científica continuada, sólida e independiente que avale las propiedades y versatilidad del producto. En un primer momento mostramos su excelente comportamiento en fritura, y ahora estamos probando su gran potencial en repostería", ha explicado el presidente de ORIVA, José Luis Maestro Sánchez-Cano.

Validan el aceite de orujo de oliva como sustituto graso en repostería