domingo. 02.10.2022

Multinacionales incumplen sus objetivos ecológicos: "Sirve para promocionarse"

Las empresas se comprometen a cumplir objetivos ambientales a largo plazo, pero luego no lo llevan a cabo

<p> Restos de plástico tirados en el mar - EP </p>
<p> Restos de plástico tirados en el mar - EP </p>

Según la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, en 2019 se liberaron 79 millones de toneladas de desechos plásticos al medio ambiente a través de fugas terrestres o acuáticas, quemas a cielo abierto o vertederos. Eso representa más de una quinta parte del total mundial. Son muchas las empresas multinacionales que se marcan un objetivo a largo plazo para reducir la emisión de desechos contaminantes, sin embargo casi ninguna los cumple. 

La estrategia de estas empresas, consiste en apalabrar un objetivo ambiental a 10 años vista para hacer ver que se está progresando en el ámbito ecológico, para luego seguir igual que se estaba. Por ejemplo, la marca francesa Danone, en 2008 hizo una promesa ambiciosa: para 2009, el 50 % de los plásticos utilizados en las botellas de agua de la empresa estarían hechos de materiales reciclados. El informe de sostenibilidad de Danone calificó la medida como "una palanca para reducir el peso de los envases y disminuir las emisiones de CO2".

Para 2009, el objetivo de la empresa sobre plásticos reciclados había cambiado: "El grupo apunta a lograr un 20-30% en 2011", se lee en su informe de 2009. "Y el 50% eventualmente". Cuando la empresa tampoco cumplió con ese objetivo, volvió a cambiar su meta. Y otra vez. En 2020, Danone todavía usaba solo un 20 % de PET (polietileno tereftalato) reciclado en sus botellas de agua en todo el mundo. Y, para 2025, 16 años después de su primer plazo autoimpuesto, Danone se ha vuelto a fijar el objetivo de 2009: 50% de plástico reciclado en botellas de agua.

La Unión Europea investigó las afirmaciones ecológicas en los sitios web de empresas, y descubrió que el 42% probablemente eran exageradas, falsas o engañosas. "Muchas veces lo hacen para promocionarse", dice una de las investigadoras. 

En los próximos años, la UE planea implementar una legislación sobre plásticos más exhaustiva bajo el Plan de Acción de Economía Circular, que incluirá objetivos para el reciclaje de plásticos y medidas para evitar el desperdicio de envases. Y el cambio es muy necesario: la producción mundial de plásticos sigue creciendo y se prevé que siga haciéndolo en las próximas décadas.